surfing the big wave

BIENVENIDO A ESTE BLOG-BIENVENIDO A ESTE BLOG

viernes, 12 de marzo de 2010

EL SÍNDROME DE CASSANDRA







Las naciones son gotas en un cubo, son como el polvillo de balanza…
Is. 40, 15.

Cuenta la mitología griega que a Casandra le fue otorgado un don, uno de esos dones que los malvados dioses griegos solían dar a los seres humanos, solamente por el placer de regalarles lo que sería “un caramelo envenenado”.
El don que tenía la joven era el de poder ver nítidamente el futuro, los acontecimientos venideros, pero el de no ser creía jamás por nadie. Así previó la muerte de Agamenón, la destrucción de Troya y su propia muerte, pero siempre en vano.
Viene todo esto a cuento de la reseña que acabo de ver en un periódico digital sobre un libro titulado EUROPE´S GHOST, TOLERANCE, JHIDADISM AND THE CRISIS OF THE WEST, de Michael Radu.

El autor, nacionalizado norteamericano y recientemente fallecido, era un rumano, experto sobretodo en terrorismo y relaciones con el mundo árabe. Parte de unas tesis fácilmente comprobables e irrebatibles:
1-La presencia de musulmanes en Europa aumenta casi exponencialmente.
2-La radicalización de estos grupos, que están en Europa, pero no son de Europa es algo innegable.
3-Todos los países europeos y occidentales en general, han seguido e intentado una política de apaciguamiento de estas minorías musulmanas con resultado cero.
4-La asimilación y el intento de que se incorporasen a las culturas europeas, occidentales en general ha constituido un fracaso.

Frente al radicalismo musulmán, Europa, su sociedad, que se encuentra en una crisis religiosa, existencial y de identidad de proporciones pavorosas, solo sabe hablar de diálogo, tolerancia y comprensión, y según lo “políticamente correcto”, cada religión es así, tiene sus propias normas, sus costumbres, sus reglas, que es preciso aceptar y tolerar.

Y cita unas palabras, que el gobernador británico de India sir Charles James Napier, dijo en 1849:

“Ustedes dicen que es su costumbre quemar vivas a las viudas. Muy bien. Nosotros también tenemos una costumbre. Cuando un hombre quema viva a una mujer, le ponemos una soga al cuello y le colgamos. Construyan su pira funeraria, que mis carpinteros harán un patíbulo. Ustedes pueden seguir con sus costumbres; nosotros seguiremos con las nuestras”.

Algo absolutamente impensable en la casta política que gobierna el continente europeo hoy en día.

En España pronto tendremos un Partido político islamista, que se presentará en las próximas elecciones municipales. Tienen, como es sabido –los musulmanes residentes en España- sus propios canales de televisión y en una muestra, una de tantas, de ese papanatismo al que se refiere el libro antes citado, el Presidente de la Comunidad Autónoma Andaluza, el Sr. Griñán, propone que sea el árabe el segundo idioma de Andalucía.

La sociedad no quiere ver el problema. Se auto engaña, se evade, huye de una situación que ni comprende, ni le gusta. Y ya pueden todas las “Casandras” del mundo advertir del terrible peligro que nos amenaza, un peligro mucho mas real que por ejemplo del de los grupos neo-nazis, prácticamente inexistentes y que todavía la gente, especialmente en centro Europa sigue temiendo; nuestra sociedad no quiere hacer el menor caso. Es la clásica política del avestruz, es una invitación al suicidio colectivo, como civilización.

¿Ha llegado el fin de nuestra Europa tal y cómo la hemos concebido y conocido a lo largo de 20 siglos?

Es muy posible. Una cultura, una civilidad es algo que nace, crece y muere como cualquier ser vivo. Pude durar más menos, pero en este caso, es probable que nos encontremos en los albores del principio del fin. Quizá por eso Casandra no tenga la más mínima posibilidad de ser escuchada, y para Europa y para todo Occidente haya sonado la última hora.

Los cristianos sabemos que Cristo es Señor de la Historia. Y nada pasa si no es según su Voluntad. Pero la muestra de lo sucedido en el norte de África debería ser una seria advertencia de que es posible y no improbable que la raíz de nuestra civilización sea arrancada de cuajo. Por eso la guerra al “ser cristiano” de Europa y Occidente, es brutal porque es lo único que se puede oponer al radicalismo fanático musulmán.

La alternativa, la doctrina de la Corrección Política, nos lleva inevitablemente al desolladero como cultura y civilización.

Y por fin tendremos paz –lo que tanto ansían nuestros políticos-.La paz del corral.


JavierFdzLagar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores